Pocos somos conscientes de los problemas de acceso a plataformas y recursos que tienen los usuarios con discapacidad, a no ser que tengamos una experiencia cercana. De no ser así, tendemos a no pensar en ello. Para nosotros, todo se reduce a teclear y consultar los contenidos que necesitamos revisar con toda tranquilidad. Por eso, esta actividad que se nos propone como parte del curso online, resulta especialmente reveladora.

Utilizando la Herramienta de Evaluación de Accesibilidad Web (WAVE) para testar varios sitios web que utilizo de forma habitual, me ha sorprendido la cantidad de dificultades a las que se tienen que enfrentar a diario las personas con discapacidad cuando consultan páginas web. Son muy pocas las que facilitan el acceso a la información, mientras que en muchas constituye un auténtico problema llegar a los datos.

Me he detenido algo más en la página de la Fundación Telefónica, que consulto habitualmente como fuente de contenidos en relación con educación e innovación. Artículos, vídeos, convocatorias, descargas… me resultan muy interesantes para preparar algunos temas de mis asignaturas. Sin embargo, la revisión de la herramienta WAVE resulta un tanto preocupante. Sin duda, es una página muy visual, atractiva y dinámica. Pero quizá no para todos: imágenes sin texto alternativo, botones vacíos o sin etiqueta, enlaces vacíos, problemas de contraste, fallos estructurales… No nos parecen gran cosa, es cierto. De hecho, no he sido consciente de ninguna de estas cuestiones mientras he consultado la web. Aunque para otros usuarios suponen una dificultad añadida.

Es, sin duda, una cuestión de la que hay que tomar conciencia y hacer conscientes a los programadores ya que tenemos las herramientas necesarias para adaptar estos contenidos de manera que todos podamos consultarlos.