Reflexionando sobre las ventajas y desventajas del uso de redes sociales en la docencia, estoy convencido que cualquier herramienta que aporte la motivación del alumno estará justificada. Lo que me he estado preguntando es ¿qué favorece la red social respecto a las plataformas educativas que ya se disponen que configuran el Aula Virtual? Y también, ¿qué sería más interesante, usar Facebook o crear una red social con Mastodón específico para el Aula?

Los estudiantes están acostumbrados a utilizar herramientas digitales, y por ejemplo, rápidamente configuran un grupo en Whatsapp para estar todos conectados (dando solamente acceso a los estudiantes del curso, claro). Por lo que ofrecer una red social conocida, que usen a diario, permitirá tener éxito en cuanto a su utilización. Por lo que según esta observación sería más interesante usar Facebook que Mastodón.

Analizando diferentes foros de preguntas al profesor, observo que los estudiantes preguntan poco y no se crean conversaciones. Quizá con herramientas más habituales de su día a día, fomentaría el debate, aunque también podría crear demasiado ruido, díficil de seguir.

La decisión de usar una herramienta digital para la docencia, puede plantearse como darle un aire de modernización, de novedad, de ser “cool”. Pero, la toma de decisión tendríamos que hacerla basándonos en objetivos concretos que queremos conseguir con el uso de esa herramienta. Es decir, ¿será una red social el instrumento de aprendizaje apropiado para la consecución de ciertas competencias, o se usa como herramienta transversal de uso común en la docencia de todas las asignaturas de la Universidad?

No me queda claro si apoya a la docencia cuando el tiempo designado para una asignatura es tan solo de un cuatrimestre. Sí me convence el apoyo de redes sociales para que el alumno se sienta partícipe de una comunidad, y los servicios que ofrecen pueden potenciar una plataforma educativa.