Para mí el buscador DuckDuckGo era desconocido. He estado buceando en algunas páginas que hablan de sus virtudes y problemas a la hora de utilizarlo. Uno de los aspectos más interesantes, probablemente, es que no almacena la trazabilidad de tus búsquedas y no nuestra publicidad. Sin duda, este aspecto es muy relevante en temas de privacidad, pero lo que he podido comprobar es que las búsquedas de temas que pueden ser de mi interés son mucho menos completas y exhaustivas que la de otros, sobre todo en información en castellano. Aun así, me ha gustado la fluidez de las búsquedas y la experiencia de anonimato en el ciberespacio.

Tampoco conocía el buscador Scosia, el buscador más ecológico, y que te anima a utilizarlo ya que puede tener un impacto importante para el cuidado del medio ambiente; según anuncia, dona el 80% de sus ingresos en publicidad a programas de plantación de árboles. Una propuesta interesante que busca atraer a los y las navegantes a su buscador para contribuir a la mejora del planeta. Funciona exactamente como cualquier buscador y también te da la opción de instalarlo en tu dispositivo móvil. Un navegador ecológico que supone una iniciativa de sensibilización e intervención en el medio ambiente importante, y que considero que puede dar mucho juego a la hora de utilizarlo en el aula.

En relación al buscador de Google siempre he sentido mucho recelo por el uso que hacen de los datos y el planteamiento economicista que tienen como empresa. Siempre he pensado que ofrecía aspectos inmejorables por otros buscadores, pero cada vez más, me planteo si los servicios que ofrece son tan buenos e imprescindibles como parece, o si lo que tiene es una gran estrategia de marketing detrás de su producto. La gran variedad de aplicaciones asociadas que tiene y su aplicabilidad al contexto educativo (Gmail, Google Maps, Google Traductor, Google Imágenes, Youtube, entre otras muchas) la convierte en una herramienta necesaria y útil en las aulas, pero no exenta de algunos cuestionamientos éticos. Pensando en este ejercicio, creo que es interesante trasladar este debate al aula y fomentar un pensamiento crítico a la hora de usar determinadas aplicaciones.

De esta actividad, saco una reflexión importante para mí y que espero que también lo sea en las aulas donde trabajo, además de las ventajas y desventajas objetivas, tanto de los buscadores como de cualquier aplicación que se puede usar en educación, tenemos una responsabilidad de cara a utilizar aquellas que sean accesibles, sostenibles, y sensibles a las necesidades de las personas y del medio ambiente. Así, esto puede ser una buena forma de impactar en las empresas que las manejan y obligarlas a mantener un compromiso con la vida. En mi ámbito de trabajo, las Ciencias Sociales, esto también es educación.