Introducción

La resolución de problemas en voz alta y por parejas es un método que ayuda a los estudiantes a analizar problemas en profundidad juntándolos por parejas y alternando los papeles de solucionador de problemas y de oyente para hablar de forma detallada de un problema o un reto específico. Puede ayudar de verdad a que los estudiantes desarrollen tanto su habilidad para resolver problemas como la de escuchar. En este vídeo se ofrece un resumen completo de este método, así como varios consejos y sugerencias para aprovecharlo al máximo. Teniendo en cuenta la dinámica que sigue esta técnica es mejor utilizarla en directo. Respecto a las herramientas de TIC, elige un servicio de conferencia de vídeo o solo de audio como Skype o WhatsApp.

Mi idea al respeto…

Me gusta esta modalidad de aprendizaje colaborativo. Es más fácil en dos solucionar los problemas y, desde luego, como se señala en el resumen de esta metodología, esta práctica ayudaría “a analizar los problemas en profundidad, (…) alternando los papeles”. El intercambio de roles es una técnica constructiva que permite a los estudiantes centrarse tanto en las ideas de su oyente, así como en las propias, pudiendo “empatizar” con su compañero. No solo es importante lo que aprendemos, sino como lo aprendemos. También me gusta al papel proporcionado al profesor, que tiene un rol activo en esta práctica. El conocimiento se hace entre todos y, tanto alumnos como profesores, contribuyen al enriquecimiento académico del grupo.

En especial, de esta técnica, me llaman la atención algunos puntos clave, como la capacidad de ESCUCHAR, encorajar el habla del otro u otra persona, pedir aclaraciones y comprobar la exactitud de las afirmaciones. Estas acciones son necesarias para el desarrollo de un diálogo constructivo entre dos (o más) personas. También comparto el papel que se otorga al instructor con respeto a “las estrategias clave” para “enganchar” a los estudiantes en la solución de los problemas, considerando la capacidad de discutir las interpretaciones (aportando más y distintos enfoques) y defender la solución-pudiendo volver atrás en el discurso- elementos claves del aprendizaje colaborativo estudiante-estudiante y estudiante-profesor.

Importante: promover un entorno seguro, asignar roles definidos, y que los interlocutores tengan el tiempo suficiente para expresarse, se consideran prácticas fundamentales para que los alumnos se sientan seguros, decidíos y serenos a la hora expresarse sus propias ideas. Este método favorece, según mí punto de vista, la comunicación, el debate y la flexibilidad a la hora de debatir en el aula. Utilizaría la herramienta SKYPE con video y audio para que además de oírnos, nos podamos vernos (considerando el lenguaje corporal un valor añadido al debate).