¿Trabajamos en grupo o trabajamos en equipo? es una actividad dentro de la asignatura Trabajo en equipo, dinámica de grupos y negociación estratégica en el Máster Universitario en Liderazgo y Dirección de Centros Educativos. Se trata de reflexionar en relación a las diferencias que existen entre el trabajo grupal y el trabajo en equipo entendiendo, mediante la aplicación práctica de la propia experiencia, cuáles son los beneficios de comportarse como un equipo en la actividad profesional.

Se trata de sustituir en parte la valoración única por parte del profesor, por una retroalimentación entre pares. Para ello, habría que realizar algunos cambios en el protocolo actual de valoración y calificación de la actividad.

De este modo, una vez entregada la actividad a través de la plataforma, como se hace habitualmente, se publicará en el foro de la asignatura un documento que muestra una tabla en la que, a cada alumno que ha realizado la actividad se le asigna la actividad de otro alumno para su valoración. Al mismo tiempo, cada alumno recibirá por email de la universidad, el documento con la actividad de su compañero que tiene que valorar, así como el enlace al siguiente formulario que debe completar.

Se explicará a los alumnos la importancia de que la valoración se realice en el menor tiempo posible y que sea de carácter constructivo y respetuoso. La valoración del alumno constituirá el 70% del valor total de la calificación de la actividad.

Es necesario, además, tener en cuenta varios criterios a la hora de realizar la valoración de la actividad que están reflejados en el formulario que los alumnos reciben para la calificación:

  • Se valorará que el alumno sea capaz de poner ejemplos de su actividad diaria y que señale sobre ellos las diferentes características que describen los grupos o equipos de trabajo, tal y como se han descrito en los materiales de la asignatura.
  • Se tendrá en cuenta que realice un análisis crítico, argumentado y con la mayor cantidad de detalles posible.
  • Se exigirá una buena exposición de las ideas, corrección formal, adecuada expresión, ausencia de faltas gramaticales u ortográficas y la aportación de ideas originales y conclusiones de carácter personal.

Al tratarse de enseñanza online, en la que los alumnos normalmente no se conocen, minimizamos el riesgo de que puedan valorar las actividades en base a dinámicas interpersonales y el feedback que proporcionan, al venir de un compañero, les resulta muy interesante.

El profesor recibe los formularios y, al tiempo que los distribuye a los alumnos cuya actividad se ha calificado, realiza su propia valoración y publicación de la calificación final en la plataforma, donde pueden consultarla.