Me voy a centrar en l asignatura Trabajo Fin de Máster. Podría decirse que cuando el alumno realiza una propuesta de TFM, y desde Coordinación Académica realizamos una revisión por pares ciega (evaluación colectiva que perfectamente podrían realizar los mismos estudiantes), estamos realizando una evaluación inicial o diagnóstica del alumno. Porque ahí vemos el nivel de partida y desde ese punto empezamos a trabajar para lograr los objetivos de aprendizaje.

Posteriormente realizamos una evaluación formativa, porque mediante entregas y entrevistas individuales, damos feedback para que ayude a los estudiantes a interpretar los comentarios que reciben como una forma de aprendizaje. La calidad de las entregas intermedias no influye en la calificación final. Lo importante no es tanto la nota (Apto o No Apto) como dejar comentarios claros sobre el nivel de trabajo que permitan al alumno mejorar.

También realizamos una evaluación final, con el apoyo de una rúbrica de evaluación, con anterioridad de que los alumnos tengan que defender su propuesta ante un tribunal.

Dicha autorización es el sello de garantía por parte del director sobre el nivel del trabajo. Un trabajo autorizado por el director no debería tener valoración negativa por el tribunal, que dispone de la misma rúbrica.

Fatou