Dinamización de la Enseñanza

Mis experiencias de gamificación con el objetivo de dinamizar grupos de trabajo en formación online, se han apoyado en la herramienta Trello. La participación voluntaria de los alumnos en actividades semanales, facilita la mejora del rendimiento de todos los estudiantes del aula y su implicación. Cada semana hay un reto semanal por grupo y por aula. De tal forma, que cada semana se van acumulando puntos por grupo y por aula, para ir consiguiendo diferentes hitos (niveles de puntos) que se recompensan.

Los objetivos detrás de esta experiencia de gamificación se centran en:

  1. Motivar su proceso de aprendizaje y la participación en las actividades formativas, que complementan las competencias que se desean conseguir con la asignatura que se está impartiendo
  2. Fomentar el trabajo en equipo.
  3. Aprender a utilizar herramientas de gestión de proyectos ágiles que se utilizan en un entorno profesional real (en este caso la herramienta Trello)

Veamos como funciona, se dispone de un tablero en Trello con 6 columnas como se muestra en la imagen que encabeza este post. Cada semana se proporciona un reto en la columna To-Do, indicando las normas y los puntos que se pueden obtener por Aula y por Grupo. Por ejemplo, una tarea podría ser “Identifica una metodología para la Gestión del Cambio”, otorgando 5 puntos por metodología diferente que cada grupo aporte (con una limitación de las aportaciones posibles por grupo, para garantizar que todos los grupos puedan participar).

Cada individuo dentro de un grupo puede participar aportando una única tarjeta (con toda la descripción solicitada – en el caso de la metodología: Nombre metodología, autor, breve descripción, url para más información…) en “To-Review”, esperando que el profesor la acepte o la rechace (está repetida o no corresponde con lo que se solicita o le falta información) antes de aportar otra adicional. El movimiento de las tarjetas por el tablero de Trello, facilita a todo el Aula saber las tarjetas aprobadas, las tarjetas rechazadas y el cumplimiento de los objetivos tanto del aula como de los grupos.

El profesor llevará un marcador por aula y por grupo, es decir, llevará un sumatorio que indica la puntuación total obtenida y el nivel que se va alcanzando. El nivel indica el reconocimiento de haber cumplido unos hitos determinados, que irán acompañados de recompensas.  Recompensas que se traducen en condiciones especiales, como: “Disponer de DOS DÍAS extra para entregar la Actividad que se esté llevando a cabo en el momento de alcanzar la puntuación”, o “A la hora de evaluar ela actividad que se esté llevando a cabo no se tendrá en cuenta el ejercicio al que se le haya asignado menos puntuación”.

Mi experiencia personal es muy satisfactoria, porque semana a semana veo que los alumnos están motivados resolviendo los retos. Y mediante la consecución de estos retos se van afianzando conocimientos complementarios a las explicaciones semanales, para conseguir las competencias que se buscan en la asignatura.