Asistentes para ayudarte con los deberes…

Normalmente, el análisis crítico de servicios de información basados en motores de búsqueda se suele centrar en su vertiente web: google, bing, duckduckgo…etc

Sin embargo,  recientemente se ha producido un tsunami tecnológico en lo referido a cómo se accede a esos servicios, gracias a la evolución producida en el análisis de comandos vocales y al uso de Inteligencia Artificial para personalizar en un grado máximo la respuesta a cada usuario individual.

Por un lado, en su forma más simple, los dispositivos móviles admiten las búsquedas por voz en los motores antes mencionados. Por otro, ya se han incorporado asistentes específicos como Google, Siri (Apple), Cortana (Microsoft) y más recientemente Bixby (Samsung), que además ya pueden tomar forma específica lejos del móvil, como “altavoces inteligentes”:  Google Home, Apple HomePod, Alexa (Amazon)…etc

Al igual que sucede con sus motores “base” Web, el control lo tienen las respectivas empresas.  Se supone que sólo se activan con determinados comandos de voz (“Ok google”, “hey Siri”..etc), lo que necesariamente obliga a que haya una escucha activa permanente. Las propias empresas indican en sus TyC que pueden producirse activaciones no deseadas, con grabaciones de conversaciones…con lo que la privacidad brilla desde un principio por su ausencia.

Para el acceso al servicio se requieren datos de cuentas previamente dadas de alta en las mencionadas empresas, por lo que aquí no cabe la “navegación anónima”, que , en cierta medida, se podría lograr, con bastantes precauciones, en su contrapartida Web

Ya se están empezando a usar en centros educativos, fundamentalmente por la novedad, más que por el valor añadido real que ofrecen. Mis dudas se centran en las implicaciones que pueden tener estos usos educativos  (¿para quién se personalizan las respuestas?, ¿cómo se categorizan las respuestas ofrecidas como más relevantes? -pensemos que aquí, al contrario de en la Web, sólo se brinda el mejor resultado)

El tiempo dirá, pero conste que aunque he probado algunos de estos asistentes como parte de mi investigación, personalmente creo que tardaré mucho en introducirlos en casa.