Se habla mucho del trabajo en equipo, pero no lo encontramos tan fácilmente en nuestros centros educativos. Individualismo, estructuras rígidas, falta de tiempos y espacios comunes o escasa formación al respecto… son obstáculos que superar para que, más allá de grupos eficaces, nuestros docentes constituyan verdaderos equipos de trabajo. Concienciar a los responsables de centros sobre este particular, es uno de los cometidos de la asignatura “Trabajo en equipo, dinámica de grupos y negociación estratégica” en el Máster Universitario en Liderazgo y Dirección de Centros Educativos.

Una interesante introducción al tema es la que realiza la psicóloga Elena Daprá en un programa de la emisora de radio Onda Madrid, que se ofrece en formato podcast en la web de Telemadrid. Me ha gustado el formato, que se puede escuchar mientras se camina o se hace otra cosa y, sobre todo, la claridad con la que describe conceptos básicos que son punto de partida para los primeros temas de la asignatura.

Por otro lado, entre la bibliografía más reciente sobre el tema, se proponen dos libros que pueden resultar muy ilustrativos.

En El liderazgo del gregario, Luis Pasamontes nos cuenta todo lo que ha aprendido del trabajo en equipo durante sus doce años dedicado al ciclismo profesional. Si el libro nos puede resultar entretenido a través de la experiencia profesional de un deportista de élite, no menos interesante resulta su prólogo, firmado por Antonio Lobato, conocido periodista de Fórmula 1.

Y en Cómo trabajar en equipo a través de competencias, publicado en 2016 y escrito por Ángel José Olaz Capitán, encontramos varios capítulos que nos van a servir para apoyar aspectos muy concretos de nuestra asignatura como los dedicados a las dinámicas grupales, la motivación, la negociación y el liderazgo.

Buscando a través de https://search.creativecommons.org/ y empleando como palabra clave “trabajo en equipo”, he encontrado algunos recursos de interés a través de Pixabay, de donde proviene la imagen libre de uso, y a través de Google noticias y Google libros. Son recursos que podría utilizar como material de clase, sin embargo, tendría que respetar las licencias de los libros para proporcionar acceso a determinado material. Por último, he desechado otras fuentes y recursos que no me parecían lo suficientemente actualizados o que no tenían la calidad necesaria, bien atendiendo al currículum de sus autores o bien atendiendo a la presentación y desarrollo de los contenidos. En este sentido, he desechado mucho material audiovisual que, a pesar de filtrar la búsqueda para que devolviera publicaciones recientes, ha arrojado filmaciones amateurs, poco interesantes o poco relacionadas con el tema.