Conocía la plataforma de aprendizaje Khan Academy, por ser una de las pioneras en Flipped Clasroom al disponer de variados vídeos sobre las matemáticas escolares. En caso de querer implementar esta metodología en un aula, y no tener otros recursos disponibles, puede ser una buena herramienta. No obstante, considero que, a nuestros alumnos, les puede llegar a despistar el hecho de tener varios “docentes”, de escuchar varias voces diferentes en la misma materia. Por ello recomendaría crear nuestros propios materiales audiovisuales. Un ejemplo de aplicación es el siguiente:

https://www.youtube.com/channel/UCTcrWNV1pIdmnULZgueaTlQ

Como bien dice Paul Emerich France, Khan Academy puede servir como complemento a la educación, pero nunca sustituirá al amor que pone un docente en su labor día a día.

Una vez invertida el aula, es importante también disponer de herramientas que puedan evaluar el rendimiento de los estudiantes y realizar el seguimiento oportuno.

Respecto a la recopilación de datos sobre el rendimiento de los estudiantes, mientras se cumplan todas las políticas de privacidad de datos, no debería ser un inconveniente real. El problema podría estar en el caso de venta de datos, que llevarían asociados los desempeños en cuanto a competencias y ritmos de los estudiantes, detalles en los que los recruiters podrían estar interesados. Aunque según su política de privacidad, https://es.khanacademy.org/about/privacy-policy esto no podría ocurrir.

Fatou