Siempre he tenido muchas reticencias al uso de Wikipedia como fuente de información, precisamente por la dudosa fiabilidad que muestra su contenido. Gracias a esta práctica he vivido una experiencia interesante, en la que he podido protagonizar como con una wiki podemos crear, editar, borrar o modificar el contenido de una web de forma interactiva, fácil y práctica.

Si lo pienso de forma objetiva me encuentro a mí mismo pensando lo peligroso que puede ser que cualquier, con sus ideas, opiniones o dudosas intenciones, pueda manipular un contenido sin tener muy claro si tiene conocimientos, aptitudes y actitudes para ello. Sin embargo, en mi primera experiencia wki, me he dado cuenta que es una herramienta efectiva para la escritura y que su uso requiere de cierta valentía. Además, me parece un instrumento muy democrático y participativo, de manera que cualquier pueda hacer una valiosa aportación que mejore y complete el conocimiento compartido.

En general, he aprendido que los wikis permiten la publicación de forma inmediata usando sólo el navegador web, el control, acceso y de permisos para la edición, registrar la información que deseas sabiendo quién lo ha hecho y cuándo se ha hecho, ver el histórico de las modificaciones que se han ido haciendo, subir y almacenar documentos de todo tipo y enlazar páginas diferentes con información adicional. Además, si navegando, detectas alguna imprecisión, lo puedes corregir. Pero además, si te equivocas, alguna otra persona, lo puede corregir.
Creo que desde el punto de vista educativo, la experiencia “Wiki” es muy atractiva y ayuda a nuestro alumnado a perder el miedo a expresarse, documentarse y contribuir con sus aportaciones. Es más, puede ser una gran plataforma de recopilación de ideas fuerza de los temas que se trabajan en el aula, de recursos, de conceptos y de materiales.